Marginedas y Wyoming, Premios Blanquerna de Comunicación

Disponible en català
Estudiantes hacen fotos del acto de clausura de las Jornadas BlanquernaJMB

Texto: Irene Torrecilla.

El auditorio está lleno de gente. La mayoría son estudiantes de primero de comunicación. Un grupo, cámara en mano, hace pruebas de luz antes de que lleguen el decano de la Facultad, Josep Maria Carbonell, y las personas que presentarán y recogerán los premios.

Antes de las siete comienza la entrega de premios y la clausura de las XX Jornadas de Comunicación Blanquerna. Este año el galardonado con el Premio Blanquerna Mejor Comunicador 2013 ha sido el Gran Wyoming, por su programa El intermedio en La Sexta.

Pero la parte emotiva del acto llegó con el Premio extraordinario. En esta edición, el equipo directivo de la Facultad decidió que Marc Marginedas se merecía el premio por ser un “referente”, tal y como explicó el decano al inicio del evento. El premio también es un reconocimiento al trabajo del colectivo de periodistas en zonas de conflicto.

“Queremos dar voz a aquellas noticias que siempre quedan fuera de la escaleta”, explicaba Carbonell.

Sandra Balsells, fotoperiodista y profesora de la Facultad, hizo un discurso lleno de orgullo hacia su compañero de profesión, Marginedas. “Comunicar lo invisible es lo que ha hecho Marc”, decía para arrancar y recordó a Ricardo Garcia Vilanova, Javier Espinosa y los más de 30 periodistas secuestrados en Síria. “Síria no merece esta apagada informativa”, sentenció Balsells. Y añadía: “Este periodismo no tiene más que querer hacer visible lo que se quiere invisibilizar, es una función social para que el mundo no sea más opaco de lo que ya lo es”.

La professora Sandra Balsells; el director d'El Periódico, Enric Hernández; el degà de la Facultat, Josep Maria Carbonell i la professora Carme Basté.JMB

La profesora Sandra Balsells; el director de El Periódico, Enric Hernández; el decano de la Facultad, Josep Maria Carbonell y la profesora Carme Basté.

Sobre Marginedas, con quien ha coincidido siempre en Barcelona, aunque “nuestras trayectorias se fueron cruzando”, Balsells aseguró que “es un periodista al que no se le encargaba ir a un lugar, sino que era él quien se ofrecía”. Y así lo corroboró Enric Hernández, director de El Periódico, quien recogió el premio en nombre del galardonado.

Hernández explicó que “cada vez que hay una guerra el periodismo queda más afuera”. El director de  El Periódico aseguró que “se necesita compromiso y se tienen que tener fuentes contrastadas y directas para no caer en lo que cae todo el mundo y marcar la diferencia”, con los medios que tiran de agencia. Hernández repitió unas palabras que Marginedas le había dicho sobre recibir premios ahora:

“No merezco ningún premio porque no he hecho nada, sólo me he dejado secuestrar”.

Antes del momento estelar del acto, con el vídeo de agradecimiento de el Gran Wyoming, Carme Basté ofreció unas palabras a los asistentes. Basté, directora de la Fundació La Marató de TV3 y profesora en Blanquerna Comunicación, estaba muy orgullosa de que los alumnos “valoréis unos contenidos valientes, críticos y con humor que consideran que el espectador es inteligente y está informado” como los del programa El Intermedio:

“Hemos premiado una excelente combinación entre actualidad y crítica, y hemos premiado un guión de calidad”.