Albert Sáez

Disponible en català
Albert Sáez

“El periodismo después de Twitter”… según Albert Sáez

Albert Sáez, director adjunto de El Periódico presenta su libro en nuestra Facultad «El periodismo después de Twitter. Notas para repensar el oficio». Hoy lo entrevistamos.

Por Patricia Schilt

Albert Sáez libro

Cree que “vivimos un momento de transición”. ¿Qué piensa Albert Sáez de la manera de hacer periodismo hoy? “Los teóricos usan una palabra más precisa como la “disrupción”, una terminología de la física, que significa que cuando los gases están a punto de cambiar de estado, alteran su composición y se vive un momento de disrupción.

Si tenemos que responder qué le pasa al periodismo, hay que decir que el viejo no se ha acabado y el nuevo no está plenamente identificado. Esta es la reflexión que hago en mi libro: qué es realmente nuevo de lo que parece nuevo, y qué es tan esencial en el periodismo que tiene que superar esta transición. El monopolio de la información ya no es sólo de los medios de comunicación. Ahora, para publicar una cosa no tienes que ir necesariamente a un diario, a una televisión o una radio, sino que la publica en Facebook, Twitter, en un blog.

¿Piensas que con el uso de las redes se puede hacer un buen periodismo?
Yo creo que en algunos aspectos las redes pueden ayudar a hacer mejor periodismo. Las redes nos ayudan a gestionar mucho mejor aquello que denominamos breaking news, las noticias de última hora, porque cualquier persona que es testigo de un hecho, de una catástrofe, de un atentado, de un incendio tiene la capacidad de alertar que se ha producido este hecho, publicándolo en sus redes sociales, tiene la capacidad de tomar imágenes de estos hechos, de hacer vídeos de estos hechos, de recoger testigos de estos hechos, que antes los periodistas siempre llegábamos tarde, por lo tanto, esto es una ventaja.
Nos tenemos que concentrar al verificar estas fuentes, esta es la esencia del periodismo, ya no es publicar sino que es verificar lo que se publica.
¿Las redes han cambiado el periodismo?
Las redes han acentuado un elemento que ya era central del periodismo, pero que en la etapa anterior quedaba escondido por otras cosas, y ahora en cambio, nos podemos concentrar más, podemos dedicar más esfuerzos, podemos prepararnos mejor, tenemos más elementos para verificar la información, y después de verificar la información, para interpretarla y explicarla. Por lo tanto este es el núcleo del periodismo. Quizás el periodismo se había perdido un poco y con las redes tenemos la posibilidad de recuperarlo.

El día de la presentación del libro, en el auditorio de la Facultad: El decano de la Facultad, Josep Maria Carbonell; la directora de El Matí de Catalunya Ràdio, Mònica Terribas; el profesor Sáez, la editora Laia Climent y el director de El Periódico, Enric Hernández.El día de la presentación del libro, en el auditorio de la Facultad: El decano de la Facultad, Josep Maria Carbonell; la directora de El Matí de Catalunya Ràdio, Mònica Terribas; el profesor Sáez, la editora Laia Climent y el director de El Periódico, Enric Hernández.

¿Qué supone haber ganado el premio Joan Fuster?
Por un lado es una responsabilidad porque es una referencia en el mundo del ensayo, y llevar su nombre siempre es un compromiso. Después también es la oportunidad de que una parte de mi trabajo de reflexión académica y profesional, de compartirla, discutirla y de debatirla.
¿Cómo es para ti el buen periodismo?
El buen periodismo siempre ha sido el mismo, que es localizar buenas historias, entenderlas y explicarlas, y con esto no nos tiene que dar miedo, que ahora tenemos herramientas para localizarlas que antes no teníamos, tenemos herramientas para verificarlas que antes no teníamos, y tenemos herramientas para explicarlas que antes no teníamos, pero las tendremos que incorporar.
¿Cual crees que es el futuro de esta profesión?
Yo soy optimista respecto al periodismo y a los periodistas, soy menos optimista respecto a los medios de comunicación, pero esto también nos afecta a los periodistas porque trabajamos en los medios. Pero soy optimista, creo que el gran reto que tenemos es el de buscar un modelo de financiación que haga que esto pueda continuar siendo una actividad económica y por lo tanto pueda continuar siendo una profesión, y esto creo que es una cuestión de ensayo-error, ir probando formulas hasta que las encontramos, la forma de financiar el periodismo a través de los medios de comunicación, a través de la publicidad ha funcionado 60 años, pero ahora tenemos que buscar otra. Creo que si somos capaces de hacer buen periodismo, o de hacer periodismo, y haciendo periodismo conseguimos reencontrarnos con el público, el público encontrará la manera que le parezca razonable de retribuir este trabajo y de retribuir este esfuerzo.
¿Algún consejo por los que salimos al mercado profesional este año?

El periodista necesita mucho bagaje, el periodista más manipulable es el periodista ignorante. Necesitas capacidad de interpretar lo qué pasa, capacidad de narrar lo qué pasa, y esto no lo sabe hacer todo el mundo y no tiene por qué hacerlo todo el mundo, mirar lo puede hacer todo el mundo, interpretar no lo puede hacer todo el mundo, comentar lo puede hacer todo el mundo, explicar no lo puede hacer todo el mundo. Por lo tanto siempre recomiendo cuanto más bagaje tengas más cosas verás, más cosas entenderás, más cosas podrás explicar y por lo tanto más conexión tendrás con el público, porque el público cuando ve alguien que sabe de una cosa, conecta, el que no acepta el público es la ignorancia.

Qué tenéis que hacer? Tenéis una ventaja brutal sobra las otras generaciones que es que para vosotros esta tecnología ya es vuestra tecnología, puesto que para nosotros son las nuevas tecnologías, esto es una ventaja competitiva, porque además conocéis mucho mejor las potencialidades que tiene para explicar las cosas que nosotros. Si pensáis que con esto tenéis bastante posiblemente no haréis nada, si a esto le sumáis conocimiento, capacidad de interpretar, si tenéis conciencia de que hacéis una actividad intelectual, no manual. Por lo tanto de temas que os gusten, hacer de tu pasión una forma de periodismo, de las cosas que os interesa aprendáis mucho.

¿Qué supone llevar un periódico como El Periódico?

En estos momentos significa sobre todo reinventar, una tarea bonita pero muy arriesgada, continuamente nos tenemos que plantear si lo que hacemos lo hacemos bien, si lo hacemos de la manera que lo tenemos que hacer, si lo tendremos que hacer de una manera diferente, si tendríamos que hacer otras cosas y esto es muy bonito pero también muy arriesgado, porque puedes cometer muchos errores y lo hacemos en uno en torno de dificultades económicas de todo el sector de la prensa. A que me dedico? A pensar como podemos producir mejores contenidos, y qué contenidos producir, y como los tenemos que producir para poderlos distribuir, no sólo a través del papel, que lo tenemos que continuar haciendo, sino también a través de los dispositivos donde la gente se informa, como el Twitter, el Facebook e Instagram.

Y finalmente, ¿qué tal la experiencia de ser docente en Blanquerna?
Esto es lo mejor que hago cada día, básicamente por tres motivos; primero porque aprendo muchas cosas, es decir, con los alumnos puedo aprender y me enseñan mucho; el segundo motivo, te permite ordenar las ideas, cuando tienes que explicar lo que haces, haces un trabajo de reflexión y de introspección, de preguntarte, esto, ¿porque lo hacemos así?; y la tercera cosa, es que estamos construyendo el futuro, tenemos que conseguir que los alumnos hagan las cosas mejor que los profesores. Quiero que acabéis siendo mis jefes.